¿QUÉ ES LA OSTEOPATÍA?

La osteopatía es la práctica cuyo objetivo es mejorar la salud y el bienestar. Es un tratamiento de salud integral basado en manipulaciones en la estructura del cuerpo y en los tejidos, que tiene como efecto un reequilibrio del cuerpo y del resto de sistemas.

La osteopatía es un método complementario a la medicina convencional, que parte de diagnosticar y elaborar un tratamiento individualizado, acorde con las necesidades y problemas que presente el paciente, ya que estos síntomas son una manifestación de que algo en su cuerpo no funciona correctamente.

Mediante la Osteopatía, el profesional ayuda a re-equilibrar el organismo centrándose en la estructura, mejorando de ese modo el funcionamiento del cuerpo. Se utilizan para el tratamiento técnicas suaves y seguras, adaptadas a cada paciente y a sus necesidades, teniendo siempre en cuenta la edad, el sexo, la tipología, el estado de salud del mismo, etc.

El especialista que realiza la práctica de esta medicina manual es el Osteópata. Este debe estar altamente cualificado y formado por una universidad homologada y con los previos estudios en Fisioterapia.

¿QUÉ PROBLEMAS SE TRATAN CON LA OSTEOPATÍA?

Las principales patologías por las que los pacientes acuden a la consulta de un osteópata son los dolores crónicos, con los que el paciente ha de aprender a convivir: fibromialgia, migrañas, dolores articulares, hernias…

También encontramos casos de deportistas que recurren a la osteopatía para tratar lesiones e intentar prevenirlas. Pacientes con problemas digestivos, dolores de espalda, contracturas musculares, estrés y un largo etcétera.

DOLENCIAS QUE PODEMOS TRATAR CON OSTEOPATÍA
  • Lesiones deportivas: Luxaciones, contracturas musculares, pinzamientos.
  • Dolor de espalda: cervicalgias, dorsalgias, lumbalgias, problemas discales, hernias discales, escoliosis, artrosis, tortícolis.
  • Traumatismos: accidentes de coche, latigazo cervical, caídas.
  • Dolor de cabeza, migrañas, cefaleas, fibromialgia, dolor generalizado.
  • Ciáticas
  • Trastornos digestivos.
  • Vértigos, mareos.
  • Dolores postquirúrgicos.
  • Embarazo: Pre y postparto.
  • Estrés, cansancio.
  • Bloqueo mandibular, chasquido, dolor, bruxismo.

También se puede utilizar la osteopatía como prevención, así se puede mantener un estado óptimo de salud.

DOLENCIAS QUE PODEMOS TRATAR CON OSTEOPATÍA

El principal objetivo de la osteopatía es devolver el equilibrio al cuerpo, ya que dicho desajuste es el causante de los problemas del paciente. Utilizando estas técnicas es posible tratar las restricciones de movilidad, reducir el dolor causado por lesiones, e incluso lidiar con aquel que viene dado por enfermedades crónicas.

A la vez, se pretende que el paciente se relaje a través de las agradables sesiones.

¿QUIÉN PUEDE BENEFICIARSE DE LA OSTEOPATÍA?

La Osteopatía NO tiene límite de edad en su aplicación por ser un tratamiento no invasivo.

El profesional aplicará estrategias de abordaje atendiendo a las necesidades que cada paciente requiera, organizando el tratamiento de acuerdo a las necesidades y edades de los pacientes y a cada caso particular.

Por esta razón el osteópata le proporcionará recomendaciones específicas en función de sus dolencias, además de estar a su disposición para responder a cualquier pregunta y orientarle en el transcurso de las terapias.

¿CÓMO ES UNA SESIÓN DE OSTEOPATÍA?

Una sesión de osteopatía es siempre individual. Consta de un primer tiempo evaluativo y un segundo tiempo terapéutico. En la sesión se realizará la historia junto con los test diagnósticos y a posteriori se aplicarán las técnicas manuales adecuadas para resolver los síntomas.

El paciente siente como, a través de las técnicas que se van aplicando en las sesiones de tratamiento, mejora su calidad de vida.

Teléfono: 983 395 177